¡Invierte con Piggo!

lunes, 6 de febrero de 2017

Cinco consejos para hablar de dinero con tu pareja

Ahora que es, para muchos, el mes del amor es momento de establecer cómo hablas de dinero con tu pareja.

El tema que mayores conflictos causa en la pareja, en general, es el dinero. Si no hablas de qué quieres y cómo lo quieres puede que pases tragos muy amargos en tu vida amorosa.

El primer problema es que hablar de dinero sigue siendo tabú. No se ve bien hablar del tema y menos cuando hay problemas financieros.

Y como no es fácil, se ve mal y causa conflicto, mejor lo evitamos.

Pero, si nunca hablas de dinero no te enteras que tu pareja tomó una hipoteca por la casa que no puede pagar, o que tiene las tarjetas topadas, o que no quería el mismo auto que tú.

Sus objetivos no son los mismos.

Todos manejamos el dinero de forma distinta. Mucho de lo que pensamos del dinero es heredado. Vimos una cultura financiera en casa: qué tanto hablaban tus papás de dinero, cómo lo hacían, en qué invertían, cómo ahorraban. Y eso es lo que queremos o no queremos hacer con nuestro dinero.

Bien dice Jackie Black en su libro “Couples and Money: Cracking the code to ending the #1 conflict in marriage” (Parejas y dinero: Rompiendo el código para terminar el conflicto #1 en los matrimonios) que “el pasado afecta y continúa influenciando el presente y futuro financiero de las personas”.

Al final, tus valores, creencias o actitudes relacionadas con el dinero limitan cómo hablas del tema o las decisiones que tomas, añade Black, experta en relaciones humanas.

Entonces, si no quieres un estigma constante en tu matrimonio, hay que analizar cuál es tu relación con el dinero y cuál es la que tiene tu pareja. Después, hablar de qué es lo que cada uno quiere, qué es importante para ustedes y, finalmente: Llegar a acuerdos.

¿De qué temas debemos hablar?

Aquí un par de sugerencias:

Objetivos: qué es lo que quieren tener, para qué están trabajando. ¿Viajes? Si esto es importante para ti, debes decirlo. Si tu pareja cree que viajar no es prioridad, entonces deben atacar el tema con calma y decidir cómo le van a hacer juntos para que los dos estén tranquilos.

Estilo de vida: quieren trabajar siempre los dos, uno quiere tomar descansos, cuándo, por qué, y cómo. En esta parte entra el tema de los hijos, por ejemplo, y hay que definir quién pone cuánto de sus ingresos para cada momento. Esto nos lleva al siguiente rubro: El gasto.

Gasto: quién debe encargarse de cómo se va a gastar el dinero en la casa, quién llevará las cuentas, cuánto aportará cada uno.

Ahorro: para qué vamos a ahorrar, cuánto pondrá cada quién y quién será encargado de cuidarlo. ¿Una cuenta para los dos o cada quién la suya?

Inversión: invertir es la única forma en la que se puede maximizar el dinero que se tiene apartado para un objetivo. Hablen de dónde quieren invertir, si lo harán juntos o por separado. De qué tanto riesgo pueden aceptar y qué les da miedo.

El dinero está ligado a nuestras emociones, a nuestro pasado. No hablar del tema con la pareja es complejo y puede llevar a muchos conflictos. Tener la charla en un mal momento tampoco es buena idea. No lo hagan en la cama o después de un día complicado de trabajo. Encuentren cuándo están más relajados y con ánimo para ser honestos.


¡Anímense a tener la plática!

Extracto tomado de: @piggomx

No hay comentarios: