jueves, 11 de julio de 2013

BlackBerry, entre la quiebra y buscarse una “novia”

 Los productos de BlackBerry (BBRY) fueron una revolución en el mundo de las telecomunicaciones en Argentina, especialmente en el entorno corporativo donde existía, hasta hace poco, un cuasi monopolio de los celulares inteligentes que las empresas entregaban a sus empleados para comunicarse.

Los últimos números de la empresa han asustado a los mercados, y con justa razón. La caída acumulada en el año es de 25%, pero más ruido produce ver que tocó un máximo en el año a partir del cual perdió más de la mitad de su valor bursátil. Más aún si uno mira lo sucedido unos años atrás, en los que la empresa cotizó por encima de USD 140, mientras que hoy apenas araña USD 9.

Blackberry mostró una sorpresiva pérdida de USD 84 millones para el primer trimestre de 2013, cuando se esperaba una ganancia, y que su base de suscriptores se contrajo 4 millones (a 72 millones de un trimestre a otro). Es evidente que existe una marcada caída en los usuarios de BlackBerry a nivel mundial.

¿Por qué sucede? 
Parte de la pérdida responde a un cargo relacionado con las restricciones venezolanas para las divisas extranjeras, y la pérdida fue menor a la de hace un año atrás, pero el problema de fondo es más grave.
En el trimestre de este año despachó 6,8 millones de teléfonos inteligentes, un alza de 13% frente al período previo, pero las ventas de su nueva línea de teléfonos inteligentes BlackBerry 10 llegaron a alrededor de 2,7 millones de dispositivos, en el extremo inferior del rango de las estimaciones. Había muchas expectativas en torno a este nuevo producto, el caballito de batalla para competir contra el iPhone de Apple y los nuevos celulares con Android de Samsung (S4).

Los analistas se desencantaron con BlackBerry y revisan sus outlooks a la baja, con un precio objetivo entre USD 8 y USD 9. Al precio más alto de este rango, el indicador EV/sales sería de apenas 0.2x estimado para 2013 (un indicador que mide lo que vale una empresa respecto a sus ventas).

BlackBerry está quemando efectivo a pasos agigantados: en el primer trimestre de 2013, alrededor de USD 350 millones. Hacia adelante, y ante la renovada estrategia de la empresa que nos indicaría que se centraría más en hardware y menos en servicios   requeriría de más efectivo, no menos, lo que aceleraría el proceso.

Existe además un ratio clave que mide qué tan eficiente está BlackBerry para manejar el efectivo con clientes y proveedores. Y en este caso BBRY no está parado en una buena situación: el ciclo de conversión de activos de la empresa medido en días de los últimos 5 años es de 70 días promedio, pero como se puede apreciar en la siguiente imagen, ha ido bajando en forma preocupante en los últimos trimestres  hasta los 55 días:

Articulo Epstein

Pero lo que está ocurriendo con BlackBerry dista mucho de ser ideal. La situación financiera de la famosa empresa de teléfonos nos obliga a pensar en dos escenarios posibles:
  1. la quiebra,
  2. la compra por parte de otra empresa.
Nos inclinamos por la segunda opción, siempre mirando de reojo lo ocurrido con Motorola, que, luego de separar en dos sus líneas de negocios, entre telefonía móvil y sistemas informáticos, vendió a Google (GOOG) el primer segmento de negocios y por la cual fue exitosa a nivel mundial.

Los teléfonos BlackBerry alguna vez dominaron la industria de los teléfonos inteligentes, pero en los últimos años la compañía ha sufrido un rápido declive. El management no pudo o no supo reaccionar con rapidez al iPhone de Apple y a los dispositivos basados en el sistema operativo Android de Google, que ahora dominan el mercado.

¿Cuál será la estrategia de BlackBerry para agregar valor? Más allá de especular con alguna venta de la compañía, la empresa debería concentrar su energía en adaptar los nuevos usos del mercado y adaptarse rápidamente antes de morir en el intento de competir diferenciándose. La migración ya se está dando.